Consejos de Salud, Consejos de verano, Nutrición

Dietas de verano: ¿son siempre sanas?

  • Todos los años, el comienzo del verano marca para muchas personas el punto de partida para la persecución de ese cuerpo perfecto que lucir en playas y piscinas. Son muchas las dietas que prometen efectos cuasi milagrosos en tiempo récord. Sin embargo, el Departamento de Salud de La Ribera, a través de su Servicio de Nutrición y Dietética, advierte en este post del peligro sobre la salud que pueden representar algunas de estas dietas de moda para perder peso de cara al verano, por la movilización grasa que suponen para las personas que las llevan a cabo.

dieta1

Las dietas a las que se recurren en estos meses del año tiene como característica general ser excesivamente bajas en calorías y desequilibradas en nutrientes. Es el caso de las dietas de ayuno, dietas disociadas y dietas basadas en determinados tipos de productos o suplementos nutricionales.

Las dietas de ayuno, que se ofertan bajo nombres tan exóticos como “dieta del mango” o “dieta del sirope”, ofrecen regímenes muy bajos en calorías, que obligan al organismo a realizar una movilización elevada de grasas, con el consiguiente riesgo de producir un accidente vascular.

Las dietas disociadas son aquéllas en las que no se mantiene la presencia de todos los grupos de alimentos (por ejemplo, evita la combinación de los carbohidratos con las proteínas), lo que produce balances desequilibrados y fata de nutrientes. Con diferentes nombres de supuestos expertos, estas dietas cuentan con un amplio seguimiento en foros de Internet y pueden llegar a producir efectos adversos como la elevación del ácido úrico o el aumento del colesterol o los triglicéridos.

En tercer lugar, se encontraría el grupo de dietas basadas en productos sin gluten, con espelta (especie común de trigo), con kamut (harina de trigo) o recomendadas para alergias alimentarias no probadas, con exclusión de la mayoría de los grupos de alimentos que, además de pérdida de peso, producen un desequilibrio nutricional que no se puede mantener a largo plazo. Por último, se encontrarían aquellas dietas cuya base calórica son los suplementos nutricionales, con un elevado coste económico y un efecto poco probado.

Cómo perder peso de forma sana

Frente a ello, perder peso de manera sencilla y permanente, evitando el efecto yo-yo, es relativamente sencillo si se cambian los hábitos de alimentación.

En este sentido, es importante mantener la máxima de que hay que comer de todo, con cenas ligeras, pocos fiambres y embutidos y disminuir la bollería, la pastelería, los refrescos comerciales azucarados y el alcohol, que aporta un valor calórico elevado a la dieta, sustituyéndolo por el agua. También hay que evitar el picoteo. Estas sencillas pautas mejoran no solo el peso sino también la salud.

Además, tan efectivo como la dieta es aumentar la actividad física, caminando una hora todos los días y dos horas cada vez que se realice un extra en la comida.

La salud global es lo importante, por lo que hay que plantearse una pérdida lenta y progresiva de peso. Pero también recuerda que, una vez perdido peso con estas pautas, debes mantener el cambio de hábitos, para no volver a tu peso inicial.

dieta2

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: