Cáncer, Consejos de Salud, Dejar de fumar, Dias Mundiales, Sin Malos Humos, Tabaco

DECÁLOGO PARA DEJAR DE FUMAR

Dejar de fumar es una de las mejores decisiones que usted puede tomar para mejorar su salud y la de los que le rodean. Si usted ha decidido dejarlo, enhorabuena. Nosotros le podemos ayudar, pero la decisión de dejarlo y el esfuerzo por conseguirlo son solo suyos.

 

En el marco de la Semana Sin Humo que se celebra del 27 al 31 de mayo, y que culminará el próximo viernes con la conmemoración del Día Mundial Sin Tabaco, le ofrecemos este Decálogo para que haga su primer intento por dejar de fumar:

Busque un buen motivo para dejar de fumar, piénselo y escríbalo. Tener una motivación para conseguir un objetivo, hace que éste sea más fácil de alcanzar.

Comunique su decisión a su entorno: familia, amigos, compañeros de trabajo. Por un lado, es una forma de comprometerse con ellos y, por otro, pueden ayudarle a conseguir su objetivo.

Identifique sus situaciones que más se asocian a fumar. Cuando lo deje, estas situaciones se van a presentar y debe tener preparadas conductas alternativas a lo que hacía hasta ahora (por ejemplo, fumar asociado a tomar café, ver la tele, salir de cena, etc.).

Haga que fumar le sea un poco más difícil: no fume donde lo hacía habitualmente, cambie de marca, vaya sin tabaco, sin mechero, no acepte cigarrillos.

Elija un día, a partir del cual dejar de fumar. Anótelo en el calendario y comprométase a cumplir con esa decisión.

1

Durante los primeros días beba mucha agua, facilita la eliminación de las toxinas. Haga ejercicio, le ayudará a controlar los síntomas de abstinencia y el peso. Cuando tenga ganas de fumar, piense que pasan en pocos segundos y con el tiempo, si mantiene la abstinencia, cada vez son menos.

Haga ejercicios de relajación; simplemente el hecho de respirar lenta y profundamente a un ritmo adecuado, haciendo consciente la respiración, le ayudará a relajarse.

Gratifíquese por dejar de fumar. Calcule cuánto se ahorra al no comprar tabaco y hágase un regalo.

No haga ningún consumo esporádico, ni siquiera una calada; es el inicio para reengancharse. No obstante, si lo hace, no se desanime, recuerde los motivos que le impulsaron a dejar de fumar e inténtelo de nuevo.

10º Si le es difícil mantener la abstinencia, recuerde que en su Centro de Salud hay profesionales sanitarios preparados que pueden ayudarle; hable con ellos y haga un nuevo intento.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: