Uncategorized

Día Mundial del SIDA: 30 años de éxitos, 30 años de retos

Ayer os preguntamos a través del Facebook si conocíais cómo se puede trasmitir el virus del VIH. Os ofrecemos en el siguiente texto información esencial sobre el SIDA, y todo lo que hay que saber con respecto a la prevención.

¿Qué es?

El Sida es una enfermedad provocada por un virus llamado de la inmunodeficiencia humana (VIH) que provoca la destrucción del sistema inmunitario.

En una primera fase el virus pasa prácticamente inadvertido para la mayoría de los afectados, aunque en algunos casos pueden provocar una leve sintomatología. Esta situación puede prolongarse incluso más de 12 años. Durante este periodo silenciosote la enfermedad, el sistema inmunitario se defiende pero no consigue erradicar el virus, y si no se recibe un tratamiento adecuado empiezan a aparecer los primeros síntomas y signos de aquellas enfermedades que, aprovechando la debilidad del sistema inmune debido a la acción del VIH, atacan nuestra salud. En esto consiste básicamente el Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

 

¿Cómo se transmite?

La infección se puede transmitir cuando el virus que hay en la sangre, el semen, el fluido vaginal, la leche materna y, en menor medida, en el líquido preseminal de una persona infectada por el virus del VIH, entran en contacto con la lesión que haya en las mucosas o la piel de alguien que no está infectado.

Un diagnóstico precoz de esta infección mejora mucho su pronóstico y facilita la toma de medidas para evitar la transmisión a otras personas.

Transmisión sexual: las prácticas sexuales de riesgo son aquellas que incluyen penetración vaginal, oral o anal sin preservativo y una de las personas está infectada.   

El coito anal: Es la práctica sexual que conlleva más riesgo, tanto entre parejas homosexuales como heterosexuales. La mucosa anorrectal es frágil y es fácil que se produzcan pequeños desgarros durante la penetración, facilitando estas lesiones la transmisión a la persona no infectada.

El coito vaginal: Se puede producir la transmisión tanto si la persona infectada es el hombre como si es la mujer. Si es el hombre el que está infectado, el semen va a estar en contracto con la mucosa vaginal durante un tiempo lo que aumenta el riesgo para la mujer. En el caso de ser la mujer, su flujo vaginal y resto de sangre de la menstruación, cuando existen entrarán en contacto con la mucosa de la uretra.

El sexo oral: Es también una práctica de riesgo puesto que entran en contacto semen o flujo vaginal, que son potencialmente infectantes, con las mucosas de la boca o de la garganta.

Transmisión parenteral

El riesgo fundamental de esta vía sanguínea de transmisión se debe al consumo de drogas por vía venosa al compartir el material de inyección (jeringuillas, la aguja, cazoleta…), y no sólo en cuanto al VIH se refiere, también en el caso de la hepatitis B y la hepatitis C.

Vía de transmisión perinatal, vertical o de madre a hijo.

Es la que sucede cuando la madre tiene una infección por VIH y la transmite a su hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia.

Es muy importante que sepas que el virus del SIDA no se transmite en ningún caso por:

–         Por darse la mano, abrazarse o besarse.

–         Por lágrimas, tos o estornudos.

–         Por la ropa, los muebles o por objetos de uso común.

–         Por los alimentos, los vasos o los cubiertos.

–         En las piscinas, colegios, institutos, cuarteles y lugares de ocio.

–         Por compartir duchas, lavabos o váteres.

–         En los lugares de trabajo.

–         En los bares o restaurantes.

–         En los medios de transporte.

–         Por los mosquitos.

–         Por donar sangre.

¿Cómo se previene la transmisión del VIH?

La principal herramienta de prevención de contagio del VIH es el preservativo o el cuadrante de látex – para el cunnilingus -, siempre que se tengan relaciones sexuales y se desconozca la situación de la pareja con respecto al VH.

Acto seguido, les sugerimos unas recomendaciones para el uso de preservativos masculinos…

–         Utilizar preservativos homologados y comprobar la fecha de caducidad.

–         Comprobar que no hayan estado expuestos al calor.

–         Sacarlo del envoltorio con cuidado, evitando que las uñas, los dientes o los anillos los rasguen.

–         Cuando se utilizan lubricantes, éstos deben ser de base acuosa o gel de silicona y Nunca de base grasa como aceites y vaselinas, ya que deterioran el látex y provocan roturas.

–         Nunca debe reutilizarse, haya habido o no eyaculación.

–         En caso de rotura se debe acudir en busca de consejo profesional lo antes posible (antes de 24h.)

…y femeninos.

–         Se trata de un preservativo tan seguro y resistente como el masculino.

–         Va lubricado interna y externamente.

–         Debe abrirse el envase con especial cuidado de no rasgarlo.

–         Si se tiene heridas en las manos debe evitarse el contacto con el preservativo.

–         Utiliza un preservativo nuevo para cada acto sexual (penetración vaginal) o si cambias de pareja durante la misma relación.

–          Extráelo con suavidad y colócalo en su bolsita antes de retirarlo a la basura. Nunca lo tires al WC.

Por otro lado, también es importante tener en cuenta que no se debe nunca compartir material de inyección, y con respecto al embarazo, es importante que la mujer conozca su situación respecto al VIH antes de decidir quedarse embarazada.

La Prueba

Se trata de un sencillo análisis de sangre que detecta los anticuerpos específicos que el sistema inmunitario produce como respuesta a la infección por VIH, pero son necesarias al menos 12 semanas desde la infección para que éstos se produzcan, durante ese periodo la prueba, si se realiza, será negativa. Esto se conoce como periodo ventana.

¿Quién debería hacerse la prueba?

Se recomienda la realización de la prueba en las siguientes circunstancias:

–         Hombres y mujeres que hayan tenido relaciones sexuales con penetración vaginal, anal u oral sin preservativo con una o más personas de las que desconocen si están infectadas.

–         Las personas que tienen o han tenido una enfermedad de transmisión sexual.

–         Las personas que han compartido material de inyección.

–         Las parejas estables que quieren dejas de utilizar preservativo.

–         Las mujeres que pretendan tener hijos.

–         Las mujeres embarazadas.

La prueba puede realizarse en los Centros de Salud, solicitándola al médico de cabecera, en los Centros de Salud Sexual y Reproductiva y en los Centros de Información y Prevención del Sida (CIPS) que realizan la prueba de forma anónima, confidencial y con los que puedes contactar llamando de forma gratuita al 900 70 20 20.

En el siguiente enlace tienen los centros donde se pueden realizar la prueba de manera gratuita y anónima.

http://www.cruzroja.es/vih/donde-hacerse-prueba-VIH.html

Anexos:

Informe estado del SIDA

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: